Cuando llega el invierno, y a medida que el frío avanza, los problemas respiratorios aparecen. En los recién nacidos, bebés y niños, la Fisioterapia Respiratoria ayuda a mejorar, tanto el desarrollo de la enfermedad, como la comodidad del pequeño.

Fisioterapia respiratoria en recién nacidos y bebés.

En el recién nacido, los pulmones todavía están inmaduros. El período de desarrollo completo se culmina entre los dos y tres años de edad.

Por ello, son más propensos durante su primer año de vida a tener neumonías específicas ocasionadas por estreptococos y el virus sicitial respiratorio («RSV»).

Las bronquitis y bronquiolitis se suman a las afecciones respiratorias más comunes en esta edad.

En el caso de los bebés prematuros, éstas pueden ser más frecuentes. Pueden ir acompañadas de otras complicaciones (atelectasias, etc.).

Las IRA (Infecciones Respiratorias Agudas), suelen ser puntuales y remitir posteriormente, si no hay una causa preexistente que las genere.

Fisioterapia respiratoria en niños.

A medida que el niño crece, pueden surgir otros tipos de neumonías o infecciones respiratorias.

No obstante, a medida que se desarrollan sus sistemas inmune y respiratorio, tendrán menos probabilidades de padecerlas.

Pueden existir alteraciones previas que predispongan al niño a padecer alguna dificultad respiratoria sin que el origen sea pulmonar. Por ejemplo, en una PCI (Parálisis Cerebral Infantil) el origen es neurológico. En este caso, los problemas respiratorios son secundarios.  Esto puede pasar en otras enfermedades.

En muchos casos, la duración en el tiempo es prolongada o incluso crónica.

¿En qué te ayuda el Fisioterapeuta?

El tratamiento de Fisioterapia Respiratoria debe ser inmediato y ha de realizarse paralelamente al tratamiento médico. De esta manera, el paciente logrará una óptima evolución. Los beneficios son:

 

  • Una inmediata expectoración de la mucosidad acumulada.
  • Control fisioterapéutico diario.
  • Un mejor descanso nocturno permitiendo que se sienta más cómodo.
  • Un aumento de la oxigenación ya que favorece la correcta entrada de aire.
  • Una menor fatiga debido al aumento de oxígeno en la sangre.
  • Favorece el proceso de recuperación final.
  • Evita, en muchas ocasiones, el ingreso del niño en el hospital.
  • Disminución del consumo de medicamentos.

Las metodologías implementadas por el Fisioterapeuta son totalmente indoloras. No conllevan ninguna molestia al niño y permite continuar con las actividades diarias recomendadas previamente por el médico.

Recuerda que la Fisioterapia Respiratoria, es complemento del tratamiento médico, no lo sustituye.

En la Clínica Corps à l’aise en Alicante podemos ayudarte con tus problemas respiratorios, no dudes en contactarnos.

Share This
Fisioterapia Fisioterapia respiratoria: Recién nacidos, bebés y niños.